Publicado el

Tres razones de peso para beber té en la oficina

beber-te-en-la-oficina

Por mucho que nos guste, pasar todo el día delante de una pantalla también nos agota. A medida que la jornada laboral transcurre vamos sintiendo como nuestra concentración disminuye, nuestras ganas no son las mismas y el trabajo llega incluso a hacerse pesado. Café, té, refrescos y bebidas energéticas son habituales en los escritorios al buscar una ayuda para sobrellevar el día; pero si hay una que gana en razones para serlo, esa es el té. Te dejamos algunas de ellas que, definitivamente, harán que empieces a beber té en la oficina.

¿Por qué debes beber té en la oficina?

1)      Es sano

No es casualidad que el té sea la bebida más consumida del mundo después del agua. Lo dice la Food and Agriculture Organization (FAO). Además de a su sabor, este mérito se atribuye a sus propiedades medicinales y los beneficios que su consumo aporta a nuestra salud. Grosso modo, hablamos del té como una bebida rica en antioxidantes, vitaminas, minerales, diurética y que ayuda a regular el metabolismo y prevenir diversas dolencias.

2)      Nos hace más productivos

El alto contenido de antioxidantes del té favorece el flujo sanguíneo y el correcto funcionamiento del cerebro, lo que se traduce en una mejor memoria, capacidad de aprendizaje y habilidades de razonamiento.

Además, por contener una cantidad adecuada de teína y por su lenta asimilación, beber té maximiza la duración del tiempo de concentración y minimiza la bajada de rendimiento una vez esta falta. El té nos hace estar alerta sin llegar a estresarnos, incrementando nuestra productividad.

3)      Nos relaja

Por último, pero no menos importante: hacer descansos para tomar el té es la excusa perfecta para alejar nuestros ojos de la pantalla del ordenador, algo que recomienda el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). La pausa del té suele implicar un paseo hasta la cocina y una charla con algún compañero. Esto es perfecto para relajar los músculos y la espalda y sacarnos el estrés de encima. No hay nada malo en alejarse del escritorio 5-10 minutos. Más bien, todo lo contrario.

Si quieres llenar tu jornada laboral de energía y productividad, te recomendamos llevarte contigo uno de nuestros packs.