Publicado el

¿Por qué deberíamos beber rooibos todos los días?

El rooibos tiene muchos efectos positivos sobre nuestra salud, tantos que necesitaríamos varias páginas para explicarlos todos, aquí una breve guía de mano.

El rooibos (Aspalathus linearis) es una planta de origen sudafricano, que se cultiva solamente en la provincia Occidental del Cabo (la más meridional del continente africano). Las hojas del árbol se dejan oxidar al sol, lo que le proporciona a la planta el sabor y el color rojo característico. Además, esta planta no contiene cafeína.

El rooibos es rico en muchos minerales tales como hierro, calcio, potasio, cobre, manganeso, zinc, magnesio…; además de ser rico en antioxidantes y compuestos fenólicos. Todo esto nos aporta múltiples beneficios para nuestra salud:

  • Protege contra todo tipo de enfermedades, esto es debido a la gran cantidad de antioxidantes y compuestos fenólicos que estimulan al sistema inmunológico.
  • Reduce los niveles de estrés, por lo que nos ayuda a conciliar mejor el sueño.
  • Mejora la salud ósea debido al alto contenido en calcio, manganeso y flúor.
  • Mejora la salud del corazón, ya que posee quercetina, un antiinflamatorio que reduce la presión arterial. Además, ayuda al aumento del colesterol bueno (HDL) e inhibe el colesterol malo (LDL).
  • Controla la diabetes al ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre.
  • Actúa contra la diarrea, por ser una rica fuente de agentes antiespasmódicos.

En conclusión, el rooibos es un potente aliado de nuestra salud, que además está super rico y que se puede tomar tanto en frío como en caliente. ¿A que esperas para prepararte una rica taza de rooibos?