Publicado el

Cinco falsos mitos sobre el té

mitos-sobre-el-te

El consumo de té en España no para de crecer y con él aumentan también los comentarios acerca de esta bebida, la más popular en el mundo después del agua. Entre dichos comentarios hay de todo, incluidos los famosos falsos mitos. Hoy os traemos cinco de los más populares mitos sobre el té.

Falsos mitos sobre el té:

1) “Cada tipo de té viene de una planta diferente”

En absoluto. Todas las variedades de té propiamente dicho (Negro, Verde, Rojo, Azul y Blanco) provienen de la misma especie de planta, la Camellia Sinensis. Lo que diferencia a los distintos tipos de té es cuándo se recogen y el grado de fermentación de sus hojas.

2) “El té no caduca”

Por desgracia, sí. Aunque en algunos tés su conservación por años no se aprecia excesivamente en su sabor, algunos estudios han demostrado que el frescor es una característica importante en el té a la hora de mantener su carga de antioxidantes.

3) “El agua hirviendo estropea los tés delicados”

No. La temperatura del agua en el infusionado del té influye en su sabor (que puede ser más fuerte o más flojo) pero no altera sus propiedades.

4) “Hay que beber el té caliente, frío pierde sus propiedades”

Otro mito. Lo cierto es que el descenso en la temperatura del té no afecta a los beneficios que este puede aportar a tu salud. El té es el mismo, lo tomes frío o caliente.

5) “La leche en el té hace que pierda antioxidantes”

Para nada. La carga de antioxidantes de un té es la misma pongas o no leche en él. Alguna gente añade un poco de leche para, simplemente, eliminar la amargura de algunos tés (e.g. té negro) pero esto no afecta a los antioxidantes que aporta a tu organismo, sólo a su sabor.