Publicado el

Rooibos e infusiones de fruta: el té para niños

té-para-ninos

Los adultos influyen notablemente en el comportamiento de los niños, ya que ellos aprenden a base de imitar nuestros gestos, lenguaje y acciones. Por esta razón, es lógico que, en una familia que consume té, los niños acaben pidiendo tarde o temprano probar la bebida que papá o mamá toma con tanto gusto.

Lo cierto es que, todo lo bueno que el té es para los adultos, puede serlo de malo para los niños. La razón de esto es su alta concentración de polifenoles, que inhibe la absorción de hierro, y teína, que aumenta la presión arterial. La decisión última sobre qué darle a los hijos es de los padres, pero al igual que no se recomienda que los niños consuman refrescos de cola, tampoco se recomienda que beban té.

Alternativas al té para niños

Por suerte, en el “universo del té” existen alternativas libres de estas substancias que, además de deliciosas, son beneficiosas para los más pequeños. Es el caso del rooibos y las infusiones de frutas, que podemos ofrecerles sin azúcar pues no lo necesitan.

El rooibos proviene de Sudáfrica y se caracteriza por su sabor dulce y afrutado. Está completamente libre de teína, de hecho tiene efectos tranquilizantes, y es muy rico en flavonoides, vitamina C y minerales. La infusión de rooibos también tiene un alto contenido de magnesio, potasio y calcio. Por todo esto, y por ser ideal para fortalecer el sistema inmunológico y aliviar los cólicos, está recomendada para todas las edades, incluyendo embarazadas y niños.

Las infusiones de frutas son la opción más divertida en cuanto a sabor y color, pues el abanico de opciones en esta categoría es prácticamente interminable al existir infinitas combinaciones. Aun así, a la hora de dárselas a nuestros hijos, lo mejor es evitar las que puedan ser más ácidas y primar los sabores frutales suaves. Dicho esto, debemos destacar su aporte vitamínico (depende de las frutas infusionadas) y la fuerza que aportan. En invierno, son geniales porque calientan y protegen de los resfriados, y en verano porque refrescan, ya que pueden tomarse frías o con hielo, e hidratan.

Iniciar a nuestros hijos en un estilo de vida saludable está en nuestras manos, y darles rooibos e infusiones de frutas forma parte de ello. Si tus hijos quieren beber té “como los mayores” o deseas iniciarlos en esta cultura tan rica y sana, échale un ojo a nuestros rooibos e infusiones de frutas, seguro que les encantarán.